Villa de Obanos

Vista panorámica de Obanos desde Karatea

Situada en la zona media de Navarra, a 20 Km de Pamplona, en el valle de Valdizarbe. Su extensión es de 19,64 kilómetros cuadrados y la altitud en el núcleo de las viviendas, situadas al margen derecho del río Robo, es de 412 metros.

Esta localidad se caracteriza por la belleza de sus calles y de sus casas, en las que podemos observar su variada arquitectura civil, con elementos góticos y grandes casas de cantería o ladrillo, algunas con arcadas en el piso superior, y por su marcado ambiente medieval. La estructura urbana de Obanos está localizada entorno a un núcleo con dos plazas: una la Plaza de San Guillermo y otra la Plaza de los Fueros entorno a la Parroquia San JuanBautista, completan el conjunto la Ermita de Arnotegui (también conocida como ermita de San Guillermo), San Salvador y San Lorenzo, además del antiguo fuerte de Infanta Isabel situado al oeste de Arnotegui

Obanos tiene hoy censados unos 800 habitantes, población que en verano queda triplicada. Cada vez son menos las personas que viven de la agricultura, por su cercanía con la capital, Pamplona, la mayoría de ellos trabajan en esta.

Obanos tiene pequeñas empresas como la fábrica de corchos, de aluminio, de telas y de gomas, además cuenta con herrería, carpintería, servicios de jardinería, panadería, supermercado, carnicería, pescadería, dos peluquerías, polideportivo, frontón, escuelas, campo de fútbol, local social, club de jubilados, cuatro bares, tres restaurantes, farmacia, y consultorio médico, lo que da muestra de sus amplios servicios.

El gran espíritu heredado de los Infanzones de Obanos da muestras de lucha en la gente de Obanos lo que ha llevado a crear diferentes asociaciones: Fundación Misterio de Obanos, Asociación de Ermitaños de Arnotegui, Asociación de Mujeres Lamiategui, Asociación de Cazadores, Club Deportivo Infanzones, Club Ciclista Valdizarbe, Asociación de Jubilados, Asociación Erricupea, Grupo de Auroros, Asociación Coral de Obanos, Fanfarree «Los Tripitón» Club Deportivo Sendero, Club Tupacamaru Asociación de Jóvenes, y Sociedad San Guillermo.

Su plaza ambientada de estilo medieval, resulta un marco perfecto para la representación del Misterio de Obanos o Misterio de San Guillén y Santa Felicia, leyenda muy ligada al Camino de Santiago que da popularidad a la villa.