El Camino

Camino de Santiago: se conoce con este nombre al camino que conduce a la tumba de Santiago el Mayor, en la Catedral de Compostela, próxima al Finisterre Gallego.Santiago: Santiago, conocido con el sobrenombre de «el Mayor». Se dedica al negocio familiar de la pesca en el lago de Genesaret o Tiberíades como su padre Zebedeo y su hermano Juan.

Tras la muerte de Jesús, los apóstoles dejan Jerusalén y Palestina y comienzan su predicación en las diferentes partes del Imperio. El grupo mayor lo hace en el Mediterráneo oriental y Pedro y Pablo se trasladan a la zona occidental.

Historia o leyenda

Jacobo, el hermano de Juan el Evangelista, predicó en España, se dice que su predicación dio pocos frutos y regresó a Jerusalén. Herodes condenó a muerte a Santiago y murió martirizado en el 43 d.c..

El odio de los Judíos le movió a arrojar la cabeza y cuerpo al campo, negándoles la sepultura y con la intención de que sirviera como pasto a los animales. Pero, por la noche, los discípulos de Santiago recogieron el cuerpo de su Maestro y lo llevaron a la orilla del mar. Estando allí, vieron llegar una embarcación aparejada y sin tripulación; subieron a ella y se hicieron a la mar con el precioso cuerpo. En siete días o siete noches la barca, llevada por la Mano Divina, entraba en el puerto de Iria. Dos o Tres de sus discípulos quedaron como guardas del sepulcro, siendo después enterrados cercanos al apóstol, los otros marcharon a predicar a diferentes lugares o regresaron a Palestina.

Sepulcro: hacia el año 813, un eremita llamado Pelayo, contempla sobre una colina próxima una lluvia de estrellas durante varias noches seguidas. Avisa a Teodomiro, Obispo de Iria Flavia y encuentra el sepulcro de Santiago junto al de sus discípulos.

La noticia se propaga velozmente por la cristiandad y comienzan las peregrinaciones.

El 2 de noviembre de 1884 el Papa León XIII, en la Bula Deus Omnipotens, declara solemnemente la identidad del sagrado cuerpo de Santiago el Mayor.

Camino de Santiago es todo aquel que conduce hasta la tumba del apóstol Santiago el Mayor, conservada en la catedral de la ciudad de Santiago de Compostela, en los remotos Finisterres Gallegos. Un lugar que es y ha sido, sin que sepamos con certeza el por qué, foco de irresistible atracción para el hombre a lo largo de milenios.A partir del siglo IX la peregrinación queda marcada con el nombre del Apóstol Santiago.Son muchos los caminos que conducen a Santiago de Compostela: el Camino del Norte también conocido como Ruta Cantábrica, la Vía de la Plata, el Camino Portugués, la Ruta Marítima o Camino Inglés; pero el más conocido es el Camino Francés.

El camino francés

Es la ruta más conocida, transitada y mejor acondicionada, atraviesa los Pirineos por Somport o Roncesvalles unificándose y convirtiendo en un sólo camino a Santiago en el valle de Valdizarbe, más concretamente en Obanos o Puente la Reina y siguiendo el camino recorre Navarra, La Rioja, Burgos, Palencia, León, Lugo y La Coruña.

El camino transita sobre los restos de casi todas las civilizaciones occidentales, encontrándonos numerosas muestras de ello.

El camino se convierte en una aventura que resume y compendia la historia de Europa. Lo que hizo que en 1987 fuera ratificado como primer Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europa.

Navarra y el camino

Navarra fue durante la Edad Media, paso obligado para miles de peregrinos que, procedentes de Europa, se dirigían a Galicia a honrar la tumba del Apóstol Santiago.

Este fluir constante de hombres, de todo tipo de condición social y origen geográfico, a lo largo de los siglos supuso un enriquecimiento cultural y artístico además de económico para los pueblos navarros. Iglesias, ermitas, hospitales y monasterios, muchos de los cuales perduran en la actualidad, se fueron construyendo a lo largo del camino y en muchas edificaciones intervinieron artistas extranjeros.

Los Reyes de Navarra contribuyeron de forma decisiva a la consolidación definitiva del Camino de Santiago que existe en la actualidad. El Rey Sancho Garcés III el Mayor por razones de política territorial y estrategia militar, recondujo el camino que seguía la vía Romana de la Burunda y otros caminos de Vizcaya y el norte de Burgos hacia el llano de La Rioja. El y sus sucesores contribuyeron también de forma decisiva al florecimiento del arte románico y a la penetración de la influencia cluniacense a ambos lados del camino, así como a la seguridad de los peregrinos, promoviendo la construcción de hospitales y monasterios a lo largo de la ruta Jacobea que atraviesa Navarra.